André Previn en Inside Daisy Clover




La banda sonora hecha por el compositor, pianista y director André Previn es de una enorme fineza, sutileza , elegancia y versatilidad.
El tema principal nos otorga un pantallazo de todas los caminos transitados por Daisy en el film: la venturosa arrogancia de la juventud, su vida en la feria, los sueños de estrellato, la crudeza del mainstream, los amores fallidos, las dudas, los intentos, las decepciones, el futuro.
Es notoria la capacidad de Previn para desplegar temas tan complejos y virtuosos a lo largo de los minutos. La languidez que propone el tema principal se ve contrarrestada por atronadores temas sumamente vertiginosos (en concordancia con la agitada vida del set), que se ven sucedidos a su vez con momentos de pánico y estridentismo, y luego están, por supuesto, los números musicales, donde Previn despliega la más pura y límpida textualidad. Ante semejante caudal de recursos oímos al compositor desenvolverse con total seguridad en todos los terrenos. Si bien una banda sonora que se precie debe poder reexponer su tema principal con múltiples variantes no demasiado lejanas entre sí (a favor de la unidad narrativa) en este caso Previn hace de cada una de sus variaciones temas que funcionan muy bien en soledad. Gran mérito.
Podemos afirmar entonces que esta banda sonora enaltece a la película entregándole una hondura y dramatismo que no serían apreciados de no ser por esta excepcional composición.




Tema principal

 





Daisy (Natalie Wood) haciendo el doblaje de una de sus canciones. Prestar atención a la imperceptible música de fondo. Posible influencia de las futuras atmósferas de David Lynch.










1 comentarios:

Conde Alucard dijo...

Natalie Wood y Robert Redford? Una tormenta de fachas!!! Ya quedó apuntada. Muy buena la escena de Natalie haciendo el doblaje. El proceso actoral de Wood sin audio es genial, y mucha tensión lograda con la atmósfera musical...lo de la influencia en Lynch es muy probable, no? El clip musical es muy bizarro, je!

13 de marzo de 2012, 6:17

Publicar un comentario

¿Y a usted que le parece?